A algunas ya nos está pasando, os enseñamos una ingeniosa forma de evitar el contacto de las gomas con la piel, que nos ha aportado una compañera del Royo Villanova