POSICIONAMIENTO DE LA ASOCIACIÓN CIENTÍFICA DE MATRONAS DE ARAGÓN ANTE LA PANDEMIA POR SARS-CoV-2

Zaragoza, 19 de abril de 2020.
 
Nuestra sociedad está asistiendo una situación nueva, cambiante e inesperada que ha puesto a prueba a los sistemas sanitarios a nivel mundial.
 
Desde que se activó la emergencia sanitaria por la pandemia que nos azota nos mantenemos atentas para adherirnos a todas las recomendaciones emitidas por organismos nacionales e internacionales que con frecuentes actualizaciones nos muestran la actuación profesional más adecuada en estos difíciles momentos.
 
Por convicción, por responsabilidad y por ética profesional, hemos de garantizar que los derechos en la salud sexual y reproductiva de las mujeres sean respetados y que nuestra actuación se base en la mejor evidencia científica disponible para preservar su salud física, emocional y social. Las medidas preventivas de urgencia adoptadas en los centros sanitarios para la necesaria protección de la salud pública e individual, deben ir en consonancia con lo anterior.
 
Si bien nuestra asistencia como matronas en atención primaria ha pasado a ser telefónica salvo aquellos casos en lo que se considera indemorable la asistencia presencial, hemos de garantizar la continuidad de cuidados en lo referente a la salud ginecológica en todas etapas de la mujer y el asesoramiento y acceso a los diferentes métodos anticonceptivos.
 
En lo referente a la atención al embarazo, las mujeres necesitan a sus matronas de referencia más cerca que nunca. El control prenatal, la información de calidad, la educación en hábitos adaptada a esta nueva situación y la tranquilidad de disponer de una profesional de referencia cercana para la resolución de dudas, inquietudes y miedos, revierten en beneficios en la salud materno-infantil de incuestionable importancia sanitaria y social. Por ello, instamos a las autoridades competentes a poner a nuestra disposición todos los medios tecnológicos e informáticos necesarios para acercarnos a todas mujeres de Aragón, y proporcionar una atención lo más adecuada posible estén donde estén.
 
En lo que respecta a la atención al parto, las recomendaciones emitidas por organismos y sociedades científicas nacionales e internacionales, a día de hoy, son las que siguen a continuación:
 
 
Existe un consenso prácticamente unánime en aquellos aspectos que más incertidumbre nos generan en torno a la atención de la madre. A pesar de ello, la variabilidad de actuación en lo que respecta a la atención al parto en los diferentes centros hospitalarios de nuestra Comunidad Autónoma es un hecho constatable desde que se inició la pandemia, incluso variando el manejo asistencial en gestantes sanas. Si bien, cada centro posee unas características físicas y organizativas diferentes que han de ser contempladas en la adopción de las medidas de seguridad necesarias, la variabilidad en la asistencia es un hecho que puede dar lugar a situaciones de inequidad dentro del sistema sanitario. Esta situación podría provocar el colapso de algunos servicios que ofertan prácticas basadas en el consenso científico y en el respeto por la fisiología del nacimiento, la cual, cabe recordar, tiene un beneficioso impacto en la salud física y emocional de las mujeres y de sus hijos e hijas a corto, medio y largo plazo. Es por ello que instamos a la revisión de este hecho y al trabajo conjunto.
 
Nuestra actuación profesional, basada tanto en la ciencia como en la prudencia, harán que podamos batallar, en medio de la dificultad en la que nos hallamos, por un objetivo común, la máxima calidad asistencial en la atención a la mujer.
 
Junta de la Asociación Científica de Matronas de Aragón.